Saltear al contenido principal
Ahorro De Energía: ¿qué Pueden Hacer Los Ciudadanos Y Las Organizaciones?

Ahorro de energía: ¿qué pueden hacer los ciudadanos y las organizaciones?

Si hace una semana hablábamos de cambio climático, hoy vamos un poco más allá para centrarnos en la principal causa del calentamiento global: el consumo de energía producida a partir de combustibles fósiles. Solo unos días después de que se haya celebrado el Día Mundial del Ahorro de Energía nos preguntamos: ¿qué se puede hacer para ahorrar energía y para utilizar fuentes renovables? ¿Qué debemos saber los ciudadanos, empresas e instituciones para conseguir ese ahorro?

Aunque una reducción significativa del consumo energético en el planeta solo será posible con la puesta en marcha de medidas políticas, en nuestro día a día todos podemos contribuir a ella y así demostrar que apoyamos la adopción de esas medidas. Para ayudarnos, disponemos de numerosos recursos con información actualizada e incluso de campañas que las instituciones ponen en marcha para darnos consejos prácticos sobre cómo ahorrar energía y reducir nuestra huella de carbono.

Pero, ¿qué es la huella de carbono? Seguro que muchos tenemos al respecto una vaga idea relacionada con el cambio climático o con las emisiones de dióxido de carbono. Para saber más sobre este asunto, una colección de libros publicada por AENOR trata de las principales cuestiones en torno a la huella de carbono y de cómo pueden las organizaciones calcularla para conseguir una reducción de la misma, que, además de beneficios medioambientales, también puede reportarles beneficios de otro tipo.

El primer volumen de la colección, Conceptos básicos de la huella de carbono, repasa asuntos como el efecto de los gases de efecto invernadero en el cambio climático, el contexto global en el que se produce este problema y las estrategias políticas que le están haciendo frente. A continuación define la huella de carbono y muestra cómo las empresas pueden reducir la suya, mediante la adopción de medidas dentro de los programas de responsabilidad social.

Desde el sector de la producción energética, que normalmente es el blanco de las críticas por su resistencia al abandono del uso de combustibles fósiles, también se están dando pasos en la búsqueda de fuentes de energía limpias. En la obra Desafíos del sector energético: un enfoque sectorial se recogen las intervenciones presentadas en el Simposio anual celebrado por la Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental (FUNSEAM).

Entre los temas que se abordan están la I+D en energía en España, el papel del petróleo a medio y largo plazo o el rol que juega el gas natural como fuente energética de transición y su contribución a la descarbonización de la economía. Y más en general, se analizan los retos de carácter técnico y regulatorio a los que se enfrenta el sector empresarial energético en los próximos años.

En un registro totalmente diferente, un libro juvenil que explica conceptos energéticos a los más pequeños centrándose en las energías renovables es ElectriCiudad, de Enrico Maraffino. Lleno de curiosidades y datos sorprendentes, en él descubrimos cómo se obtenía la energía en tiempos pasados, cómo funcionan los distintos tipos de energía y cómo hoy debemos reducir y mejorar nuestro consumo para no dañar el planeta.

Obras recomendadas:

Literatura infantil:

Recursos web:

  • Plataforma e-learning del IDAE. Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía. Acceso a la web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba