Saltear al contenido principal
Guía De Buenas Prácticas Para El Desarrollo De Carreras Por Montaña

Guía de buenas prácticas para el desarrollo de carreras por montaña

Gómez-Limón García, Javier; Martínez Alandi, Carlota (coords.); EUROPARC-España. Guía de buenas prácticas para el desarrollo de carreras por montaña en espacios naturales protegidos. Madrid: Fundación Fernando González Bernáldez, 2016. 102 p. Sign.: 78.1 GUI.

Con la llegada del buen tiempo y la sucesión de puentes vacacionales como los de estas semanas, muchos volvemos a pensar en salir al campo y a la montaña. Allí, junto a los paseantes y excursionistas, cada vez es más frecuente encontrarnos con corredores que aprovechan para hacer deporte mientras disfrutan de un entorno natural. Esta afición tiene su reflejo en la creciente convocatoria de carreras por montaña, unos eventos de carácter multitudinario que han levantado algunas voces de alarma, por los efectos que puedan tener en espacios naturales frágiles.

Hace un tiempo, la red de áreas naturales protegidas EUROPARC-España salió al paso de estas celebraciones deportivas con la creación de un grupo de trabajo sobre el tema. Como parte de su misión, ha elaborado una Guía de buenas prácticas para el desarrollo de carreras por montaña en espacios naturales protegidos, en la que se analizan los peligros ambientales que conllevan estos eventos y se dan pautas para paliarlos y evitar los daños que puedan provocar.

La guía nos informa de que en 2015 se contabilizaron oficialmente 1.100 pruebas de este tipo en nuestro país, con cerca de 250.000 participantes, y de que la mayoría de ellas tuvieron lugar en áreas naturales protegidas, lo que nos da una idea de la magnitud que está cobrando este fenómeno.

Como se dice en las primeras páginas, “el objetivo de este documento es proporcionar, a las entidades organizadoras, administraciones ambientales y a los participantes en estas pruebas, un conjunto de criterios orientadores que guíen el desarrollo de este tipo de eventos y que establezcan las bases para la adecuada regulación de estas pruebas deportivas mediante recomendaciones, aplicación de rigurosos criterios u oportunas medidas de limitación y que, en definitiva, permita hacer compatible el desarrollo de carreras por montaña, y otras actividades deportivas, con la conservación de los valores patrimoniales de los espacios protegidos”, así como “minimizar los posibles impactos sobre los recursos naturales”, entre otros objetivos.

La guía desglosa los aspectos que se deben tener en cuenta en las distintas fases de la organización de una carrera, desde la planificación previa hasta su finalización y evaluación, pasando por el momento mismo en el que la carrera tiene lugar.

En cada uno de esos momentos, explica las buenas prácticas que deben seguir los organizadores y participantes, y así, por ejemplo, encontramos consejos que afectan al trazado de la prueba, en el que se deben priorizar caminos ya existentes y evitar los lugares más sensibles ambientalmente, o a la señalización de la misma, en la que se evitarán todo tipo de pinturas o el anclaje de señales a elementos naturales como rocas o árboles. Tampoco se debe olvidar la inclusión de un apartado ambiental en el Reglamento que deben seguir los corredores inscritos, e incluso proporcionar instrucciones a sus acompañantes.

Los organizadores también deberán disponer de un documento en el que se prevean los posibles impactos ambientales y el modo de corregirlos después de la prueba. Durante la realización de la carrera, destaca la creación de la figura de un árbitro ambiental que vigile el cumplimiento de las buenas prácticas ambientales.

Junto a todas estas pautas, la guía se completa con varios ejemplos reales de buenas prácticas que se han llevado a cabo en diversas carreras por montaña. Y aunque no vayamos a participar en ninguna de estas competiciones, esta obra nos recuerda la necesidad de actuar de un modo responsable cuando visitamos la montaña y otros espacios naturales.

Otras obras de la colección del CDAMAZ que nos dan consejos al realizar actividades en la naturaleza son las siguientes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba