Saltear al contenido principal
De vuelta al huerto

De vuelta al huerto

Quienes tenéis afición por la horticultura y a lo mejor hasta cultiváis un pequeño huerto, sabréis que se acercan las fechas de siembra de muchos cultivos. Y seguramente también sabéis que desde el año pasado contáis con un nuevo recurso en el CDAMAZ: una Biblioteca de Semillas (creada con la colaboración de la Red de Semillas de Aragón) en la que podéis conseguir variedades autóctonas para cultivar vuestras propias verduras.

Hortalizas ecológicas todo el año

En la colección del CDAMAZ también disponéis de la BiblioHuerta, toda una sección dedicada a la agricultura y la horticultura ecológicas, con toda la información y los consejos necesarios para sacar adelante vuestro huerto. De esta sección extraemos la primera de nuestras recomendaciones de hoy, un libro reciente que promete enseñarnos técnicas para continuar con los cultivos independientemente de las estaciones: Producir todas tus hortalizas ¡todo el año!, del agrónomo y horticultor Blaise Leclerc.

Con una larga experiencia en su propia huerta, situada en una zona de clima mediterráneo, Leclerc comienza hablando de las razones que pueden llevar a alguien a cultivar sus hortalizas, desde consumir alimentos de más calidad y por tanto más saludables, hasta ayudar al buen estado del entorno ambiental y local, e incluso el ahorro económico que conlleva. Después explica paso a paso cómo organizar los cultivos para cosechar a lo largo de todo el año, compartiendo la sucesión de cultivos que utiliza en su huerta, además de varios calendarios de siembras y cosechas. Por último, dedica una ficha a cada una de las hortalizas más comunes, indicando sus características y los trucos para tener éxito en su cultivo.

Historia de los huertos

Pero también podemos acercarnos a los huertos desde una perspectiva histórica con un libro como El arte de la domesticación de los frutales: una historia cultural de los huertos, donde el ensayista Bernd Brunner nos habla de cómo los huertos han acompañado a la humanidad y evolucionado junto a ella, y nos muestra las funciones no solo alimentarias, sino también estéticas, que han cumplido a lo largo del tiempo y que los han convertido en lo que son hoy.

Brunner comienza en la Prehistoria, cuando los animales que comían frutos y no solo hojas desarrollaron cerebros más grandes, y llega hasta los cultivos industriales de la actualidad, en los que se seleccionan árboles de pequeño tamaño y frutas grandes por ser más fáciles de recolectar. Y entre medias pasa por Oriente Medio y sus oasis de palmeras, por las épocas griega y romana o por los cítricos que llegaron a Italia desde China, apostando al final del libro por una recuperación de la variedad genética de los frutales silvestres frente al cultivo de solo unas pocas variedades para su consumo masivo.

Peques que cultivan la tierra

Y no olvidamos a los más pequeños, que también pueden iniciarse en el cultivo de la tierra con obras como El gran libro de nuestro huerto, de Blanca Millán, que les explica lo que es un huerto orgánico o ecológico y cómo crearlo desde cero: su ubicación, el uso de compost como abono, los cultivos propios de cada estación, los remedios naturales para combatir las plagas y hasta la obtención de semillas para la próxima temporada. Un montón de consejos e instrucciones que también encontrarán útil los mayores.

Obras recomendadas:

Literatura infantil:

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba