Saltear al contenido principal
Menos residuos, consumo responsable

Lecturas ‘residuales’ para un consumo responsable

En el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, estos días podéis visitar en el CDAMAZ exposiciones y juegos que nos conciencian sobre el volumen de desechos que producimos y nos animan a reducirlos, evitando adquirir productos que no necesitamos o que vienen ‘sobre-envasados’. Sumado a que este viernes, coincidiendo con el hiperpublicitado Black Friday, se celebra el Día sin Compras, queremos recomendaros varios libros con consejos y propuestas para lograr que nuestro consumo sea respetuoso con el medio ambiente.

Cómo prescindir del plástico

Si tratamos de identificar los residuos que generamos para poder reducirlos, encontraremos que el protagonista sigue siendo el plástico, del que cada vez tenemos más información sobre sus efectos contaminantes y potencialmente dañinos para la salud. Partiendo de este hecho, la ecologista Marion de La Porte nos ofrece en Familias sin plástico todo un manual de prácticas ambientalmente responsables para aplicar en distintos ámbitos.

La autora comienza admitiendo la utilidad del plástico cuando se le da un uso adecuado en determinados productos, para luego señalar el uso excesivo e innecesario que hacemos de él. Propone como mejor método para reducir ese uso el empezar por pequeños pasos, sin agobiarnos ni culpabilizarnos, mientras vamos descubriendo todas las alternativas que tenemos a la hora de hacer la compra, ya sea en la alimentación, la ropa, la limpieza o en útiles para la casa. También da consejos sobre nuestra actividad fuera del hogar, en el material que utilizamos en el trabajo y en la escuela, o en la manera de viajar. Y concluye explicando los beneficios inesperados que una vida más ecológica le ha proporcionado personalmente, como lograr una vida más sencilla y con más tiempo libre.

No dejar huella… ambiental

En la misma línea, pero ampliando el marco de acción no solo a los residuos y plásticos sino a todas las actividades de nuestro día a día, tenemos Vivir sin huella, de la periodista y activista Ana de Santos Gilsanz. Tras comenzar definiendo los conceptos de ‘huella ambiental’ y ‘huella ecológica’, pasa a dar una amplia información sobre proyectos, productos y recursos que nos pueden ayudar a reducir nuestro impacto ambiental.

Además de explicarnos cómo distinguir las organizaciones y propuestas que realmente son ecológicas de aquellas otras que se limitan al ‘ecopostureo’, nos da pautas concretas sobre el hogar, la alimentación, los aparatos electrónicos o el transporte, y no olvida dedicar unas páginas al modo en que podemos compensar de un modo fiable y eficaz la huella que no hemos logrado eliminar por completo.

Planes para cuidar el planeta

Terminamos con un cuento infantil que introduce a los pequeños en los problemas ambientales que generan los residuos y les anima a actuar para buscarles solución. ¡Stop basuraleza!, de Cinta Jiménez Ruiz y con ilustraciones de Desirée Acevedo, cuenta la historia de dos niños que descubren que sus abuelos están intentando prevenir los daños provocados por los residuos con el método de viajar en el tiempo al pasado y frenar la contaminación y las prácticas que ensucian el entorno.

En un epílogo menos fantasioso pero más efectivo, se incluyen consejos para cuidar el planeta y se propone a los niños elaborar su propio plan para mantener limpia la naturaleza.

Obras recomendadas:

Literatura infantil:

  • Jiménez Ruiz, Cinta; Acevedo, Desirée. ¡Stop basuraleza! Huelva: Pábilo, 2022. 36 p.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba